fbpx

El Día de Acción de Gracias es una festividad de los Estados Unidos que muchos conocemos. También conocemos, más o menos, la historia que hay detrás. Los colonos ingleses llegaron en un barco al “nuevo mundo” en 1620, en un invierno super pesado que se cobró la vida de la mitad de ellos. El resto, ayudados por los nativos, lograron establecerse. En noviembre de 1621, cosecharon la primera siembra de maíz, y como muestra de agradecimiento los colonos organizaron una fiesta con los nativos. De allí la celebración de Acción de Gracias.

Lo que no es tan conocido es que todos esos eventos pudieron ocurrir gracias a la humanidad de muchas personas, pero uno de ellos destacaba entre todos, su nombre era Squanto. Squanto era un antiguo esclavo que años atrás había sido secuestrado por los ingleses, pero logró escapar y regresar a su tierra. Sin embargo, cuando llegó el momento, cuando tuvo la oportunidad de vengarse de alguna manera, de dar rienda suelta a su dolor y su rabia contra las personas que le habían hecho daño, ¿qué hizo? Como hablaba inglés, les enseñó a cultivar maíz, extraer la savia de los arces, pescar en los ríos y evitar las plantas venenosas. Los ayudó a sobrevivir. Tómate un momento para pensar en todo lo que debe haber pasado.

Obviamente, no podemos saber qué estaba pensando Squanto, pero tal como decía Terrence: “Soy un ser humano, nada humano es ajeno a mi”. Podemos inferir que algo de rabia, amargura, sentimiento de venganza o dolor, seguramente pasaron por su corazón. Y es precisamente ahí, en el corazón, donde reside la esencia de “Acción de Gracias”. Se trata de nuestra capacidad de dar, compartir, cooperar, dejar ir, amar y ayudar, estar ahí para los demás a pesar de nuestras diferencias. Gracias a la extraordinaria capacidad de perdón y humanidad que Squanto tuvo, seguimos celebrando el día Acción de Gracias siglos después.

Conectar con lo mejor de nosotros no siempre es fácil, pero para que suceda algo realmente grandioso, es la única opción. Juntos podremos afrontar los retos, todos ellos. Y por eso, por esa capacidad que tenemos de unirnos, estemos agradecidos.

La meditación de esta semana se llama Mandhavani Kriya. Es una meditación para conectarnos con nuestra sabiduría interior, con nuestro corazón y, a partir de ahí, interactuar con la vida y con los demás. En noviembre hablamos mucho sobre la gratitud, que es una de las emociones más relevantes y fundamentales. La gratitud reside ahí, en el corazón, en lo más profundo de nuestra alma. Conectemos con nuestros corazones y dejemos que emerja toda nuestra belleza.

 

¡Vamos a practicar juntos!

En nuestro Canal de Youtube tienes un video con la práctica guiada de Mandhavani Kriya · Meditación del Chrakra del Corazón para la Claridad. Y más abajo tienes las instrucciones si quieres hacerlo por tu cuenta. ¡Qué lo disfrutes! 

Cómo practicar la Mandhavani Kriya · Meditación del Chrakra del Corazón para la Claridad:

  • Comienza en cualquier posición sentada que te sea cómoda, en la que puedas alargar la columna. Utiliza bloques, cojines o mantas si necesitas, para sentarse cómodamente. También puedes sentarte en una silla.
  • Asegúrate de mantener la columna vertebral alargada, el pecho abierto y los hombros relajados.
  • Coloca las manos delante de la garganta, los antebrazos paralelos al suelo. La palma izquierda mira hacia abajo; con los dedos apuntando hacia la derecha. Extiende el pulgar izquierdo hacia la garganta.
  • Coloca el pulgar derecho entre el pulgar izquierdo y el índice, colocándolo en el centro de la palma izquierda y deje que los dedos de la mano derecha descansen sobre el dorso de la mano izquierda.
  • Bloquea el pulgar derecho en su lugar y aplique una presión firme en la palma izquierda.
  • Mantén la posición al nivel de la garganta, unos 15 cm por delante del cuerpo.
  • Los ojos están cerrados.
  • Inhala profundamente y canta en monótono y con una respiración el mantra: “Aad Such Jugaad Such Hai Bhai Such”.
  • Inhala y continúa durante 7-11min.
  • Asegúrate de mantener los brazos paralelos al suelo.
  • La clave de esta meditación es bloquear el pulgar derecho y mantener una presión firme en el centro de la mano izquierda.

La práctica de esta meditación, aunque sea brevemente, dirige tu enfoque al centro del corazón, abre la percepción y aporta claridad.

    0 Comments

    Submit a Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

    PRÓXIMOS  EVENTOS

    FORMACIÓN DE KUNDALINI YOGA ONLINE / PRESENCIAL BARCELONA

    ¡INSCRIPCIONES ABIERTAS!

    Avalado por Yoga Alliance

    FORMACIÓN ONLINE DE KUNDALINI YOGA

    ¡INSCRIPCIONES ABIERTAS!

    Avalado por Yoga Alliance

    HAPPY CHEMICALS ONLINE WORKSHOP

    IN ENGLISH

    With Pedro Misle

    ¡VAMOS A MANTENERNOS EN CONTACTO!

    CONTÁCTANOS:

    MALLORCA & BARCELONA: daniela@imagineacademy.es

    INFORMACIÓN GENERAL: imagine@imagineacademy.eu

    ZÜRICH: judith@imagineacademy.eu

    GENEVA: cynthia@imaginecademy.eu