fbpx
0034·666 681 618 imagine@imagineacademy.es

Mientras reviso los trabajos de nuestros estudiantes de la Formación de Kundalini Yoga y leo los ensayos y comentarios de su práctica, soy testigo una vez más de la importancia y los enormes beneficios de tener una práctica diaria constante de yoga. Si has hecho yoga, lo más probable es que hayas experimentado la alegría y el brillo se puede sentir después. A veces es tan profundo que incluso podemos sentirlo durante un tiempo y, a medida que volvemos a nuestra vida y actividades diarias, desaparece lentamente y anhelamos recuperar esa sensación. Tal vez ya sepas que esas sensaciones pueden estar tan solo a unas respiraciones de distancia, pero de alguna manera el ajetreo diario hace que sea difícil de alcanzar para muchos que anhelan volver a la esterilla y a esa belleza día tras día. Recuerdo que cuando estaba estudiando mi primera Formación de Yoga, decidí comprometerme a abrir el espacio para la clase de la mañana (Sadhana de Kundalini Yoga), porque sabía que eso me haría ir a clase, ya que nunca dejaría a otros esperando afuera a las 5:50 am. Esa fue mi forma de hacer más fuerte el compromiso y lograr hacer mi Sadhana todos los días, por lo que sé de primera mano que muchas veces tenemos que engañar a nuestra mente para poder establecer una práctica diaria.

Después de 20 años de práctica y más de 15 años enseñando yoga, puedo compartir que una práctica de yoga poderosa y significativa no siempre tiene que venir en forma de asana. Como estudiamos en nuestras Formaciones de Kundalini Yoga, respirar, meditar y cantar, incluso por unos minutos, puede generar una transformación significativa y cambiar la forma en que asumimos nuestra vida. Muchos estudios científicos lo han probado, y yo misma he sido testigo de su poder transformador en mí y en otros, desde madres abrumadas, trabajadores corporativos agitados, personas que sufren agotamiento, ansiedad y depresión, e incluso reclusos que enfrentan situaciones muy difíciles. Entonces, ¿cómo podría no invitarte a probarlo por ti mismo en una práctica diaria de yoga?

Entonces, abordemos 4 mitos que he visto interponerse en el camino de muchos que están buscando tener una práctica diaria de yoga:

1. Falta de motivación y procrastinación > “Comenzaré cuando me sienta más motivado”. Lo más probable es que no lo harás. La falta de motivación puede interponerse en el camino mientras esperamos que surja la inspiración, a que llegue la energía y que nuestras mentes estén listas, pero la verdad es que la motivación vendrá de la acción, no al revés, y la práctica te dará la energía que estás buscando.

2. Perfeccionismo > “Mi rutina debe ser de al menos 1 hora para que tenga algún valor”. Lo entiendo, yo también lo he hecho. Una práctica de 2 horas se siente muy bien y es muy preciado cuando somos capaces de ofrecernos estos momentos, pero muchas veces el anhelo por la práctica perfecta termina traduciéndose en falta de práctica. ¡Recuerda, lo importante es estar allí para nosotros mismos! Cuanto más tiempo mejor, puede ser cierto, pero no subestimes el poder de unos minutos de respiración, estiramiento o meditación, podría cambiar tu mentalidad y tu forma de estar en el mundo.

3. Falta de tiempo > “Comenzaré en cuanto tenga más tiempo”. Sí, nuestro tiempo es limitado, es cierto, pero no tendrás tiempo para tu práctica a menos que HAGAS tiempo para ello. Sé consciente de cuánto quieres y puedes dedicar a tu práctica y comprométete. Si te falta tiempo, sé eficaz en lo que quieres de tu práctica y aprende a ofrecerte eso a ti mismo: ¿energía, relajación, concentración? Probablemente notarás que a medida que tu compromiso crece, irás desarrollando más enfoque y podrás organizarse para tener más tiempo.

4. Expectativas > “Mi práctica de yoga siempre debe ser fluida”. Como dije, el yoga puede ser TAN hermoso, pero esperar que cada sesión sea maravillosa tarde o temprano nos decepcionará. Muchas veces llegamos a la esterilla luchando con nuestras mentes, con el cuerpo quejándose y si bien es cierto que eso puede cambiar a medida que avanzamos en nuestra práctica, a veces no podemos, y tenemos que usar ese espacio para lidiar con emociones fuertes. Lo verdaderamente importante es estar ahí, darnos espacio para respirar y estar presentes a través de lo que surja, aprender a no resistirlo y mostrarnos de la mejor manera posible.

 

Y ahora que hemos abordado los mitos, compartiré algunos consejos para que sea más fácil establecer una práctica diaria de yoga:

1. Ten un cuaderno para escribir un diario sobre tu práctica de yoga y comienza escribiendo claramente por qué te gustaría tener una práctica diaria de yoga. Establece tus objetivos (por ejemplo: comienza con 7 días y aumenta a partir de allí), escribe los pasos que debes seguir para que esto suceda y establece tus objetivos y compromisos para la semana.

2. Define la rutina que vas a seguir en tu práctica, ya sea teniendo la misma práctica por varios días o teniendo una secuencia de práctica física, pranayama (respiración) y meditación. No tener que elegir en el momento hace que sea más fácil ponerse en marcha.

3. Ten una “rutina de emergencia” para los días difíciles. A veces la vida pasa y también algunos días tenemos menos tiempo de lo normal, ten un plan de respaldo para esos días: podría ser tan corto como sentarte para una meditación de 3 minutos. Realmente ayuda si ya tienes esto establecido como una herramienta usar los días más ocupados.

4. Trabaja el desapego (Vairagya) en tu práctica. Deja de lado las expectativas de cómo debe sentirte antes, durante y después de tu práctica. Cambiará sin importar cuánto te guste o lo odies.

5. Aprende a fluir con lo que surja a través de tu práctica y date espacio para respirar tus emociones, permitiéndote ser tal y como eres.

6. Haz tu mejor esfuerzo por tener una hora y lugar para tu práctica, es más fácil establecer una rutina si lo haces de esa manera.

7. Trabajar con la fricción. Cualquier tipo de cambio va en contra de las vías neuronales que se han vuelto automáticas para nosotros, así que mientras trabajamos para crear otras nuevas, intenta que sea fácil para ti comenzar con tu práctica y reducir la resistencia. Ejemplos: prepara todo la noche anterior, saca la esterilla y colócala frente a la cama la noche anterior, etc.

8. Se Flexible. Si te pierdes un día, eso simplemente te hace humano. Aprende de ello y haz tu mejor esfuerzo para continuar y no permitas que la negatividad se interponga en el camino.

9. Recuerda, la motivación sigue a la acción, no al revés. Debes ponerte en acción para obtener la motivación y lo más probable es que cuanto más lo hagas, más fácil será. Así que cuando tengas dudas, no lo pienses demasiado, ¡simplemente hazlo!

10. ¡Sé curioso! ¡Tu práctica de yoga necesita estar viva! Hay mucho que explorar en la tradición del yoga, permite que los diferentes aspectos te inspiren. ¡Incluir filosofía, mantras, mudras, poemas y aprender sobre las posturas te permite profundizar, seguir tus intereses y seguir siendo un estudiante para siempre!

Recuerda, tu práctica de yoga no es un destino, es un viaje, vívelo con amor y fuerza!

Daniela.

Me encantará saber qué te ayuda a mantener viva tu práctica de yoga y qué desafíos se interponen en tu camino. ¡Comparte en los comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Practica con nosotros!

Nuestras classes & workshops

CURSO DE NUMEROLOGÍA YÓGUICA

Avalado por Yoga Alliance

FORMACIÓN ONLINE DE KUNDALINI YOGA

¡INSCRIPCIONES ABIERTAS!

Avalado por Yoga Alliance

HAPPY CHEMICALS ONLINE WORKSHOP

IN ENGLISH

With Pedro Misle

IMAGINE YOGA ACADEMY · FORMACIÓN DE KUNDALINI YOGA

¡Vamos a mantenernos en contacto!

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

¡Y recibe GRATIS clases guiadas, PDFs con series de yoga, meditaciones y mucho más!

¡CONTÁCTANOS!

imagine@imagineacademy.es
0034 610 992 715